Close Menu
In English Llame Hoy

La dura verdad sobre las lesiones cerebrales traumáticas

shutterstock_747024034

Las Lesiones cerebrales traumáticas (TBI, por sus siglas en inglés) son bastante comunes, pero lo que no se conoce comúnmente sobre ellos es qué tanto efecto devastador pueden tener en una familia. A diferencia de otras lesiones, los efectos de una lesión cerebral traumática ocurren con el tiempo, y aunque una víctima puede parecer bien inicialmente después del accidente, los síntomas pueden comenzar a aparecer años después del incidente. Desafortunadamente, los síntomas no solo impactan negativamente a las víctimas; también causan estragos en sus relaciones y en las personas que más los aman.

Estadísticas de las TBI

Según los CDC, se estima que 1.7 millones de personas sufren una lesión cerebral traumática anualmente. De esos 1.7 millones, 52,000 mueren y 275,000 son hospitalizados. La mayoría de los que sufren una lesión cerebral traumática llegan a regresar a casa con sus familias, pero eso no significa necesariamente que sean “mejores”.

Según la misma fuente, las TBI representan $60 mil millones en costos médicos en los Estados Unidos. Esos costos médicos son directos e indirectos. Los grupos de edad con mayor probabilidad de sufrir lesiones cerebrales traumáticas son niños de 0 a 4 años, adolescentes de 15 a 19 años y personas mayores de 65 años, con adultos mayores de 75 años con las tasas más altas de hospitalización y muerte por TBI.

Pero, ¿qué causa las TBI? Los CDC citan que las caídas son la principal razón para las visitas a la sala de emergencias y las hospitalizaciones relacionadas con las TBI, mientras que los accidentes automovilísticos representan la principal causa de muertes relacionadas con TBI. Las causas adicionales de TBI incluyen:

  • Accidentes de peatones
  • Accidentes de bicicleta
  • Accidentes de motocicleta
  • Accidentes de resbalón y caída
  • Accidentes deportivos
  • Actos deliberados de violencia

Los TBIs no solo afectan a la víctima

Obviamente, la víctima de una TBI sufrirá una gran cantidad de dolor, incomodidad y coacción emocional. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las lesiones, las familias de las víctimas tienden a sufrir también. La mayoría de las víctimas de las TBI requieren rehabilitación a largo plazo, terapia continua y asesoramiento extenso de salud mental. Esto puede ser costoso y consumir mucho tiempo. Luego está la pérdida de ingresos que la familia debe enfrentar, lo que puede ser devastador, especialmente si la víctima era el jefe de familia. Ahora, los miembros de la familia no solo deben aportar dinero para pagar la terapia y la rehabilitación, sino que también deben hacerlo con un presupuesto más ajustado.

Además, los miembros de la familia que ya tienen sus propias responsabilidades que atender deben dejar espacio en su calendario, sin duda ocupado, para asumir las responsabilidades que la persona lesionada ya no puede asumir. A veces, esta toma de responsabilidades puede ser temporal, pero a menudo, es permanente.

Las lesiones cerebrales más graves producen discapacidad y, por lo tanto, cuidado las 24 horas. Incluso si la necesidad de cuidado de enfermería es temporal, los costos aún pueden dispararse; la atención a largo plazo puede ser un quiebre bancario, especialmente si la víctima requiere equipo especializado en el hogar.

Además de los cambios físicos y del hogar, las TBI a menudo resultan en cambios mentales también. Muchas víctimas de las TBI sufren de depresión, cambios de humor severos, arrebatos violentos, ansiedad y agresión. A menudo, los miembros de la familia descubren que no pueden mantener una relación con la víctima durante mucho más tiempo.

Un abogado compasivo de lesiones personales puede ayudar

La ley de la Florida permite que las personas busquen daños económicos -incluidos los ingresos perdidos, los ingresos perdidos en el futuro, los gastos médicos y funerarios, la pérdida de apoyo y otras pérdidas económicas- que fueron el resultado de una acción negligente. Lamentablemente, la mayoría de las personas desconocen esto y, por lo tanto, se quedan sin la compensación que merecen, y la compensación que necesitan para recuperarse con comodidad. Si usted o un ser querido sufrió una lesión cerebral traumática en un accidente que fue causado por la negligencia de otra persona, comuníquese con un abogado de lesiones personales en Miami para obtener más información sobre sus opciones legales. El equipo compasivo de Spencer Morgan Law entiende cuán devastador puede ser una TBI y lo ayudará a hacer lo que sea necesario para obtener la compensación que merece. No se demore y llame al 305-423-3800 para programar su consulta gratuita hoy mismo.

Recursos:

cdc.gov/traumaticbraininjury/pdf/bluebook_factsheet-a.pdf

Llame Para Hacer una Consulta Gratis

Por favor, llene el formulario que se provee y uno de nuestros empleados dedicados lo asistirá en obtener una consulta gratis.

* Se Requiere que Conteste Todas las Preguntas Yo comprendo que ponerse en contacto con Spencer Morgan Law por medio de este sitio en la web no crea una relación de abogado-cliente, y que la información que envío no está protegida por el privilegio de la relación abogado-cliente.