Close Menu
In English Llame Hoy

Cuando los medicamentos hacen más daño que bien

shutterstock_719835475

Casi siete de cada 10 estadounidenses confían en medicamentos recetados cada año para aliviar el dolor o alguna otra afección crónica. Más de la mitad de esos 70 por ciento dependen de al menos dos medicamentos para sentirse mejor, y el 20 por ciento toma cinco o más medicamentos en un momento dado. Desafortunadamente, vivimos en una era en la que los medicamentos se prescriben no como último recurso sino como la solución. Si bien es cierto que existen algunas condiciones que requieren medicamentos recetados, muchas no lo hacen, y muchas veces los medicamentos recetados terminan haciendo más daño que bien.

La mayoría de los medicamentos recetados se venden en el mercado sin antes haber sido probados adecuadamente. Esto resulta en efectos secundarios graves o incluso mortales. Es posible que la FDA necesite que  haya docenas de personas con lesiones dishabilitantes o incluso muertas, para retirar un medicamento defectuoso del mercado. Hasta que eso suceda, se continuará recetando el medicamento, excepto que contará con una etiqueta nueva con efectos secundarios adicionales agregados a la lista, solo como una “precaución”.

Retiro de medicamentos defectuosos en aumento

Las compañías farmacéuticas ocasionalmente necesitan retirar un medicamento si reciben demasiadas quejas. Si bien las razones pueden variar para la retirada, un retiro generalmente tiene que ver con el empaquetado del producto y etiquetado incorrecto, contaminación, pruebas incorrectas o problemas de seguridad inherentes que podrían causar daños o incluso la muerte. Para que los consumidores sepan por qué un medicamento ha sido retirado del mercado, la FDA clasificará un retiro en una de tres maneras:

  • Retiro Clase I: En esta situación, existe una creencia razonable de que el uso o la exposición al medicamento CAUSARÁ lesiones graves o incluso la muerte.
  • Retiro Clase II: Esta clase indica que existe la PROBABILIDAD de consecuencias adversas para la salud que son temporales y que pueden revertirse médicamente, o que la posibilidad de consecuencias graves para la salud es remota.
  • Retiro Clase III: Una clasificación de clase III indica una situación en la cual las consecuencias adversas para la salud no son probables, y que el producto ha sido retirado del mercado por alguna otra razón (como el empaquetado).

En el 2014 ocurrió la segunda mayor cantidad de retiros de los últimos 10 años. El número de retiros en 2013 y 2014 (2,061) fue casi igual a los nueve años anteriores combinados (2,217). La Clase II ha liderado constantemente el número de retiros de productos cada año. Sin embargo, a pesar del creciente número de retiros, se estima que 128,000 estadounidenses mueren cada año por el uso de medicamentos recetados, que es casi cinco veces el número de personas que mueren por una sobredosis de analgésicos recetados y heroína. Los medicamentos recetados adecuadamente resultan en aproximadamente 1.5 a 2.7 millones de hospitalizaciones cada año.

Obtenga ayuda de un abogado de lesiones personales en Miami

En Spencer Morgan Law, entendemos que los medicamentos recetados son necesarios para tratar una gran cantidad de condiciones. No todos los medicamentos con receta son malos, pero los que sí lo son pueden causar daños graves a las personas que los toman. Si a usted o a un ser querido se le recetó un medicamento que terminó haciendo más daño que bien, y si cree que la compañía farmacéutica debería haber tenido conocimiento de los efectos secundarios peligrosos, no espere para obtener ayuda. Póngase en contacto con los compasivos y conocedores abogados de lesiones personales de Miami en Spencer Morgan Law ya sea en línea o por teléfono hoy mismo.

Recursos:

raps.org/Regulatory-Focus/News/2014/08/11/20005/Number-of-Drug-Recalls-Surges-at-FDA-Led-by-Mid-Level-Concerns/

health.usnews.com/health-news/patient-advice/articles/2016-09-27/the-danger-in-taking-prescribed-medications

Llame Para Hacer una Consulta Gratis

Por favor, llene el formulario que se provee y uno de nuestros empleados dedicados lo asistirá en obtener una consulta gratis.

* Se Requiere que Conteste Todas las Preguntas Yo comprendo que ponerse en contacto con Spencer Morgan Law por medio de este sitio en la web no crea una relación de abogado-cliente, y que la información que envío no está protegida por el privilegio de la relación abogado-cliente.